Nunca abandones

Esta es la historia de Derek Redmon, una promesa del atletismo que dió a todo el mundo una lección de superación en las olimpiadas de Barcelona 92. Tras años de preparación para esta prueba, a mitad de carrera cayó fulminado al suelo por una fortuita lesión. A pesar del dolor, decidió no abandonar y terminar la carrera como fuese. Y para ello contó con la ayuda de su padre, que saltándose todas las medidas de seguridad, acudió a la pista para ayudar a su hijo a cruzar la meta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.