¿Qué entrenamiento te llevarías a una isla desierta?

No vale pensar en Angelina Jolie, Scarlett Johansson, George Clooney o Brad Pitt….no os aguantarían el entrenamiento y os lo echarían a perder….tenéis que elegir un entrenamiento con el que os sintáis a gusto y que os represente.

Vengo ahora de entrenar y me ha pillado la tormenta de lleno, la temperatura apenas ha bajado y la sensación de bochorno ha ido en aumento. Me he visto por momentos en mi Valencia natal rodeado entre naranjos como cuando era un adolescente. Con la piel iluminada por las farolas y totalmente mojado me era imposible saber si era por sudor o lluvia. Igual daba.

Mis 64 kilos me conferían una ligereza inexplicable. Me podrían definir la compactación y la elasticidad. Compacto porque el acondicionamiento y las pesas hacen de mi una unidad que sin estériles vibraciones avanza decididamente hacia delante y elástico porque cuando golpeo el suelo, el asfalto me devuelve la energía impulsándome hacía arriba. El suelo era agua y mis piernas aceite. Se tocan sin mezclarse, se repelen. Es como andar por encima de las aguas sin apenas salpicar.

Ya entiendo cuando me dicen “te vi el otro día haciendo series” y solamente era un trote de los que me llevaría a una isla desierta y viviría de ellos: Un ritmo controlado en el que permanece el lactato estable. Carrera continua de 30 minutos en los que me caben por fin 8 kilómetros. Velocidad violentada progresivamente más cercana en mi caso a 3.30 que a 4.00 minutos el kilómetro. Van pasando los metros y aumento (eso me parece) de 180 a 183 centímetros de altura, y paso de los 64 a 62 kilos gracias a que la fase de vuelo aumenta su duración aunque sólo sean unas pocas milésimas a pesar de la creciente fatiga.

 

Alguno de vosotros preferiría unas series cortas, unas cuestas o incluso una sesión de pesas en el gimnasio, los hay que preferís unas series largas o un fartleck, otros un trote por la montaña y la mayoría pensáis en un trote suave y largo con vuestro mejor amigo con el que hablar, también los hay que gustáis de un día de descanso (que por cierto es el mejor entrenamiento…).

He corrido con prisas porque de repente quedaron atrás los inconvenientes: lumbalgia en Junio, contractura en semitendinoso izquierdo en Julio, roturilla del bíceps femoral derecho en agosto. Salía de una y entraba en otra, o más bien se iban turnando esperando su momento. No obstante seguía saliendo a correr, la fe, esperanza y caridad nunca las perdí del todo. Acumulaba kilómetros pestosos porque no podía desplegar una técnica decente. No disfrutaba porque era como ir con cadenas sin nieve en la carretera o como intentar avanzar con palos en las ruedas.

Después de una temporada fructífera (2.50 maratón valencia, 35.13 en 10k, 1.18 media Zaragoza, 2.47 maratón Zaragoza y cuatro o cinco podíos en crosses invernales) era hora de desconectar mente y cuerpo, y el momento para pecadillos confesables como comer sin miramientos y pasar en cuestión de pocas semanas de 64 a 69 kilos. Con ese lastre la sensación al correr ha sido penosa pero temporalmente necesaria. Este verano he aprovechado para hacer algo de montaña: Viñemale, Monte Perdido, Aneto, la Munia y Moncayo. Todas cumbres inéditas para mi. Siento que estoy en la rampa de lanzamiento del Maratón de Valencia del 19 de noviembre. Superados todos los contratiempos ahora estoy reseteado y con ganas renovadas para afrontar estos meses. Semanas duras se avecinan en las que habrá que tocar ritmos exigentes en situaciones metereológicas más frescas. Necesito repuntar el VO2máx de los 66 actuales a, ojalá, 67 o 68 ( y éso cómo duele amigos).

Llevo un retraso de 3 semanas, no hay tiempo que perder. He llegado a casa con la ropa y el pelo chorreando y nada más cruzar el umbral de la puerta de casa me he quitado toda la ropa. Desnudo me dirijo directamente a la ducha, ya recogeré todo y lo pondré a secar. Me siento preparado. Está subiendo la ola y tengo la tabla de surf en mis manos. Aguantar el equilibrio, ¡y a disfrutar!

Necesito sentirme competitivo. Alive and kicking. Con estos rodajes con el lactato estable lo consigo. Con ellos sería feliz en mi isla desierta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s