Cuida tus dientes: probable origen de lesiones insidiosas

Cuando busco explicación al bajo rendimiento de mis atletas y no encuentro las respuestas en el excel, indago en el descanso y el mayor o menor porcentaje de estrés que el atleta lleva sobre sus hombros. Si resulta que su situación familiar, laboral o vital es la misma que en otros periodos deportivos más boyantes me planteo si el corredor tiene bajos los depósitos de hierro o si tiene problemas dentales.

Con más frecuencia de la que imaginamos el cómo está nuestra boca afecta directamente al resto del organismo y en concreto al sistema locomotor. Las bacterias presentes en las infecciones pasan al torrente sanguíneo e influyen en el rendimiento del corredor. Muchas lesiones articulares y musculares son consecuencia de infecciones en los dientes o en los tejidos circundantes. Es importante el mantenimiento de una buena salud bucodental, imprescindibles las revisiones periódicas.

La sangre deposita las bacterias en los músculos y en las articulaciones produciendo una astenia que se manifiesta en fatiga muscular y cansancio más acentuado ante un mismo esfuerzo. Se ralentiza la contracción-relajación del músculo con pérdida de tono fibrilar dando la sensación de fatiga e inflamación articular sobre todo en deportistas que se someten a auténticos desgastes por sobreuso. Es muy fácil que se den desgarros, dolores articulares o lesiones tendinosas con tardía recuperación. Dado que el origen de la infección ocurre en un sitio tan distante la persona no suele relacionarlo y pueden pasar meses, incluso años, arrastrando el dolor sin conseguir eliminarlo cuando sería tan fácil como curar la caries (origen) y “por arte de magia”, al cabo de unas semanas, el dolor muscular desaparecería.

Los problemas en la boca conducen a periodos de malos resultados deportivos. Cuando la lesión muscular o articular tiene una causa dudosa, cuando una dolencia no se cura en un tiempo razonable, cuando una lesión muscular persiste y tiende a cronificarse y no desaparece por mucho que hagas sesiones de fisioterapia, es el momento de revisar tu boca que a lo mejor te llevas una sorpresa.

Tenemos mayor probabilidad de caries los corredores debido al alto consumo de hidratos de carbono y de bebidas azucaradas para la hidratación. Si nos faltan piezas dentales el alimento no se triturará con normalidad y nos provocará alteraciones en el aparato digestivo, el estómago no trabaja correctamente por estar sometido a un exceso de tareas: un mayor gasto de energía con una digestión más lenta. Esto desemboca en mala nutrición y en desventaja en la competición deportiva. Si padecemos bruxismo o apretamiento dental producido por el estrés, nos afectará a las piezas dentales (desgastes) y también nos provocará dolores a nivel de la musculatura de la cabeza, cuello y espalda.

Cepilla sus dientes y utiliza hilo dental después de cada comida y siempre antes de irse a dormir ya que al disminuir la actividad de la boca se produce un aumento en la producción de bacterias. Que tu boca esté sana es garantía de rendimiento y de alejar lesiones musculares y tendinosas de origen incierto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.