Si te gustan los retos, aquí estoy

El otro día recibí un email de un antiguo corredor que había encontrado en internet y por casualidad mi web. Nunca antes cruzamos palabra pero me tenía visto de las carreras de mi ciudad desde hace años. Me agradecía mi forma de ser y de comunicarme, y eso -sinceramente- me pareció un bonito piropo.

Me reconoció que a sus 55 años tenía sobrepeso pero que aspiraba a volver por sus fueros porque en su juventud había hecho mucho deporte. No quería seguir sumando kilos y soñaba con ponerse en forma otra vez y disfrutar corriendo.

Terminaba su email con un contundente y lacónico:

“Si te gustan los retos, AQUÍ ESTOY”

Esta frase se parece mucho a la tradicional de “a que no hay huevos” de toda la vida. El caso es que él suponía con buen criterio que me gustan los retos. Efectivamente creo que mi vida ha consistido en ir poniendo patas y cordura a las locuras que se me han aparecido de forma recurrente en mi vida. Seré seguramente de aquellos que lanza un órdago y luego se ha de buscar la vida para hacerlo posible y no llegar al ridículo.

Si eres de los que te cuesta tomar decisiones tienes un pequeño problema. Si eres de los que tienes que tener todo atado y bien atado, tienes un problema. Si eres de los locos que se lanzan a la aventura sin una base realista, también.

El punto medio es complicado y todos tenemos unas inclinaciones vitales que forman parte de nuestro temperamento.

Por eso, al que es medroso, le animo a lanzarse a la aventura. Al que es un lanzado sin cabeza, le animo a pensar más y mejor las cosas.

El correr introduce el factor peligro, y me aleja de la tranquilidad, de la armonía y de las sencillas tareas de la vida cotidiana. Si así lo deseas, lleva una vida carente de riesgos. Evita la forja, el fuego, la llama.

La vida es diversa: los cuerpos difieren de un atleta a otro pero las cabezas mucho más.

Es difícil juzgar a nadie. De hecho, es un error. No disponemos de todas las variables y entresijos de las decisiones de los hombres. Lo nuestro ha de ser orientar, insinuar y recalcar -sin ser pesados- en lo que creemos por experiencia propia que es lo mejor. Y punto.

Un comentario en “Si te gustan los retos, aquí estoy

  1. Por eso del sobrepeso empecé a correr pase de una 3XL a una L/XL de los 118 a los 88 ahora oscilo de los 86 a los 90 se podría bajar más y correr más rápido. Es muy posible pero entonces dejaría de ser tan divertido,con ese puntito de Peter Pan y no saber qué depara el día, y mañana cuando nos levantemos ya veremos lo que hacemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .