Always the sun

Serás siempre el hilo argumental que da brillo a mis trotes. Prefiero correr en las horas centrales del día. Te necesito. Se alargan los días en primavera, llegará pronto el verano y correr tendrá para mi la renovada dimensión de la plenitud atlética. Con significado especial las canciones que se refieren a ti y oigo en estas fechas.…

¿Para qué corro?

Hace años intenté responder a la pregunta del por qué corría. La formulaba en los orígenes de mi andadura como blogger y corredor con autoconciencia expansiva. Hoy me detendré en otra pregunta que, pareciendo la misma, no lo es. Manifiesta un utilitarismo que en una primera instancia me sonaría obsceno e impropio pero que es…

Se trata de quitar la emoción…

Normalmente las entradas de este blog, que os doy a conocer puntualmente miércoles tras miércoles, surgen tras un proceso más o menos previsible, más o menos rutinario, y que lleva tiempo. Aparece una idea, un chispazo, normalmente en mitad de un trote o de unas series intensas. Llego a casa y plasmo rápidamente las frases…

Correr,…del dolor al abrazo.

¿Cuánto hace que empezaste a correr? ¿Recuerdas los motivos? Quizá un impulso irrefrenable, una apuesta con un amigo, una casualidad favorecida por este bendito boom del correr, una huida (hacia delante) por algo o por alguien, la curación de una insoportable herida del corazón, la desazón generada por la incapacidad de hacer algo de lo…

Déjate tocar por la ternura que salva.

No aterrizo habitualmente en el sofá de casa pero el programa de televisión First Dates ha pasado a ser, si se tercia, en uno de mis pasatiempos para después de cenar. Como fenómeno sociológico no tiene desperdicio. Impagable es el espectáculo trágico-cómico del que pretende a la parte contraria pero que, sin embargo, está por otras batallas. Observar…

La bicicleta de Lucía

¡Taxi!…¡Taxi!,… aullaba mientras, con exagerados aspavientos, balanceaba furiosamente la mano en una acera atestada de viandantes apresurados que me impedían el paso. Hace menos de una hora, ¡menudo contraste!, estaba plácidamente sumergida en una bañera medio oxidada que reposaba directamente en el gastado suelo de madera. Me encontraba acorralada por miles de pompas de jabón que…