Si te gustan los retos, aquí estoy

El otro día recibí un email de un antiguo corredor que había encontrado en internet y por casualidad mi web. Nunca antes cruzamos palabra pero me tenía visto de las carreras de mi ciudad desde hace años. Me agradecía mi forma de ser y de comunicarme, y eso -sinceramente- me pareció un bonito piropo. Me…

El trasfondo cristiano del deporte

En todo aquello que escribo -tanto en este blog como en redes sociales- no encontrarás que me manifieste en cuestiones políticas ni tendenciosas. Me parecen torpes estas maneras de comunicar si lo que se pretende es aleccionar o despotricar ante un público heterogéneo -uno de los defectos de lo virtual es que te ampara cierto…

Adiós a la mediocridad

No hay más que ver los modelos que nos ofrece la sociedad de consumo que son de usar y tirar. La mediocridad está de moda porque se piensa que cuanto peor, mejor. Al esfuerzo y al talento se le ignora, arrincona, critica y castiga, mientras que a la incultura se la considera un grado. Se…

La improvisación

Llevo un comienzo de curso algo convulso porque me cuesta aceptar el descontrol y la sensación de vértigo que se me apodera. Cuando aparece y se mantiene en el tiempo, se me derriten mis reducidos esquemas mentales. En mi día a día -en una habitual sesión de entrenamiento- sucede lo que previamente había planteado. Más…

Talk minus action equals zero

El otro día descubrí -formulado en inglés, que mola más- el muy consabido refrán de “Obras son amores y no buenas razones”. La palabrería (talk) si no lleva aparejado un movimiento hacia delante equivale a cero. Quizá por eso vemos con desconfianza a los políticos en campaña electoral: verdaderos magos en la ocurrencia verbal, ágiles…

Hábitos Zen

Soy de gustos sencillos. Y me preguntaba si eso era bueno. La palabra sostenibilidad por fin está de moda. La ONU ha establecido 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible para el 2030, pero ¿Son compatibles con una economía de mercado y un capitalismo consciente y solidario? Dejando de lado jardines político-económicos que no son el objetivo…

Ni malos ni tontos

El otro día veía por casualidad -en un programa de televisión- la entrevista que le hacían a una anciana de 92 años. Ella había vivido desde siempre en un pueblo de interior en la España vaciada y el entrevistador se estaba centrando en su condición de eterna solterona. Le contaba con mucha guasa que había…