¿Vivimos desenfocados?

Llevo días dándole vueltas a una idea: “La dispersión no es una buena compañera de viaje”. Vivir focalizados en un objetivo que a su vez se bifurque en otros es una buena manera de gastar el tiempo, de vivir. La vida tiene que tener un propósito, si no ¿De dónde arrancaremos el entusiasmo al levantarnos?…

Ir a fichar al parque

Imagínate delante del odioso reloj de fichar. Queda impresa la hora de entrada a tu lugar de trabajo. No has descansado por la noche y te has levantado como un autómata, sin entusiasmo. Un día tras otro delante de esa máquina de fichar introduces el trozo de papel con tu nombre y todo vuelve a…

El coaching deportivo

“Si puedes emplear este inexorable minuto recorriendo una distancia que valga los sesenta segundos, tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella, y lo que es más, serás un hombre, hijo mío”. Rudyard Kipling. Si llegases a pensar como Kipling sabría que mi tarea como entrenador estaría completada. Olvídate de qué distancia…

Corre con excelencia

“Quien quiera peces que se moje el culo”, en eso consiste el concepto de arriesgar en la vida. “Quien quiera duros a cuatro pesetas” se ha equivocado de deporte. El atletismo nunca fue ni será un deporte de masas porque hay que asumir en solitario muchos riesgos. La aristocracia del correr, con mayor motivo, será cosa…

Déjate tocar por la ternura que salva.

No aterrizo habitualmente en el sofá de casa pero el programa de televisión First Dates ha pasado a ser, si se tercia, en uno de mis pasatiempos para después de cenar. Como fenómeno sociológico no tiene desperdicio. Impagable es el espectáculo trágico-cómico del que pretende a la parte contraria pero que, sin embargo, está por otras batallas. Observar…

Las 3 sesiones mágicas

Hace años leí un libro que por desgracia no recuerdo cómo se llamaba. De él tomé unas notas que, por casualidad, el otro día rescaté de un cajón. En el papel había anotado un titular que, supongo, me había deslumbrado por su sencillez y su encriptado contenido: Las tres sesiones mágicas. Lo volví a releer…