¿Me podrías aconsejar?

No basta con tener conocimientos. Debes de adquirir la capacidad de comunicarlos con eficacia y de generar la confianza en el que te escucha para que tus ideas se le asienten de manera indeleble. Has de concitar su subconsciente. Hace 12 años que empecé a entrenar a atletas pero sobre todo, a partir de 2013…

Peso ideal para competir

Un follower me animó hace poco a escribir sobre el peso óptimo deseable para competir. Era un epígrafe borroso porque parece estar en el ámbito de lo subjetivo. No me fue fácil enfocarlo bien hasta que, por casualidad, volví a escuchar a Manolo García. Este artista nunca me ha dejado indiferente ya sea con Los…

El postureo

Este verano he hecho 2 excursiones a la montaña de 4 días cada una. A pesar de ser tan pocos días, he tenido la sensación de haber vacacionado suficientemente. Uno de los motivos ha sido que las hice en solitario. Diréis que es una temeridad subir un 3.000 sin compañía y no os quito razón.…

Hoy estamos aquí y mañana Dios dirá…

Agosto, Zaragoza 2018. Si tuviera que explicarte el cómo he llegado hasta aquí habiendo nacido en Valencia, necesitaría que me concedieras demasiado tiempo y no deseo robártelo. Tan solo decirte que las oportunidades que tuve de regresar al Levante fueron bastantes y los códigos postales de la capital maña en los que he vivido han…

No lo compres, que te lo comes

El otro día me llegó un vídeo de Julio Basulto, influyente nutricionista español, en el que comentaba brevemente su último libro “No lo compres, que te lo comes”. Me pareció un título ingenioso y que iba al meollo del problema (lo que el sabio refranero ha reflejado durante tantos años: “Ojos que no ven, corazón…

Nada gana a la pasión

Hace unas semanas asistí a una charla-coloquio. La impartía uno de los socios fundadores de la marca de zapas Pompeii, un joven de 26 años que junto a tres amigos tuvo la inquietud de ganarse la vida en algo que adoraban todos ellos: el calzado casual o sneakers. Os aseguro que supo transmitir, con una…

Los cuerpos hablan

Hay cuerpos que, al verlos, me generan ganas de aplaudir y cuantos más años albergan más entusiasmo me provocan. Otros me provocan una lánguida tristeza. No estoy hablando de genética, de lo que no depende de nosotros (nos viene dado), sino de lo que surge por estar conectados con nuestra carta de presentación frente a…