Frecuencia, volumen e intensidad.

Estas tres palabras resumen a la perfección la estructura de tu semana de entrenamiento. Es el orden lógico que hay que seguir a la hora de confeccionarlo. Como si fueran pantallas de un vídeo-juego tenemos que pasarlas secuenciales sin saltarnos la anterior. ¿De cuántos días dispongo en una semana para entrenar? ¿Con cuánta frecuencia me…

La economía de carrera

Estamos muy influenciados por la economía. Los parámetros de eficiencia y de bajo coste son de obligado cumplimiento para cualquier empresa si quiere sobrevivir y más en los tiempos que corren. Correr es una empresa en la que invertimos a fondo perdido todo nuestro capital humano y emocional y es importante que consideremos la importancia…

Doble sesión al día

Asistimos desde hace años a la convivencia de dos tipos de atletismo, por un lado el que se enfoca al rendimiento, al reto y a la superación cronométrica (este ha existido siempre y seguirá aunque sea minoritario o elitista) y por otro está el popular que se centra fundamentalmente en el concepto salud, en lo…

Las 3 sesiones mágicas

Hace años leí un libro que por desgracia no recuerdo cómo se llamaba. De él tomé unas notas que, por casualidad, el otro día rescaté de un cajón. En el papel había anotado un titular que, supongo, me había deslumbrado por su sencillez y su encriptado contenido: Las tres sesiones mágicas. Lo volví a releer…

Correr por sensaciones

Experimentamos a diario cómo el agua de la ducha empieza siendo fría y con el pasar de los segundos va cogiendo temperatura hasta que nos decidimos sin miedo a colocarnos debajo del chorro. Cómo el agua de la olla se va calentando para que al final suban unas burbujas que nos invitan a introducir los…

Cuándo y por qué hacer una doble sesión al día

Qué tiempos aquellos. Hacía 10 sesiones de entrenamiento a la semana. Juventud divino tesoro. Incluso llegué a realizar tres entrenamientos acumulando 36 kilómetros en un solo día. 260 kilómetros a la semana cuando preparaba los 100 kilómetros. Ahora los esfuerzos he de medirlos, mi ritmo de vida y mi edad algo más avanzada hace peligrar…